Padrenuestro de los moros

Han estado con nosotros amigos (Geluka y Gaspar) con los que Pablo se ha sentido a sus anchas y aunque les ha encontrado un poco “achaquientos” y desmejorados y sin ningún reparo se lo ha dicho a la cara, no ha perdido ocasión de hablar con ellos y compartir su nostalgia de juventud y república

-Pues en mi pueblo, ni se mató antes, ni se mató después…Venían algunos que se decían milicianos, al empezar la guerra a armar bronca y meter cizaña, pero salió el hormiga…que era uno que había estao en la legión y los echó del pueblo…

-Sí – dice Gaspar-  mi tía nos contaba que estando ella en el tren, sentadita, pasaron revisando y de que vieron que llevaba un rosario en las manos, porque era muy religiosa y gustaba mucho de rezos y plegarias, se la querían llevar para matarla por facha y ella les dijo, que no, que yo soy roja, si  yo sólo me sé el padrenuestro de los moros …Y ¿cuál es ese? preguntaron los milicianos. Pues mira :

“padrenuestro de los moros,

que te dije que te qué,

quedebuá quedebué,

que la vida perderé,

paparrús mamarrús,

padrenuestro aménjesús”y les debió caer en gracia porque la dejaron ir. Yo la conocí ya de mayor y lo primero que hacía antes de nada, era rezar para agradecer el nuevo día y pedir que nos fuera bien a los sobrinos. Luego ya se hacía el moño.

 

Anuncios

32 pensamientos en “Padrenuestro de los moros

  1. lunapaniagua

    Está claro que hay que tener ingenio y poca (o nada) vergüenza para salir adelante, ja, ja. Muy bueno el padrenuestro.
    La abuela de mi marido, ya de mayor decía que «cómo nos han engañado los curas», pero rezó el rosario hasta el último día.
    Buen (y por aquí fresquito) día. Un abrazo

    Le gusta a 1 persona

    Responder
  2. degrisel

    Si claro!!! Qué podían hacer sino para salvar en muchos casos su libertad, su vida incluso. Su dignidad
    Estos relatos traen recuerdos de otros tiempos que no hay que olvidar, para que no vuelvan a ocurrir.
    Muchísimas gracias y un abrazo

    Le gusta a 1 persona

    Responder
  3. palmeiralibre

    Me encanta lo de rezar y luego hacerse el moño. Claro que, pensándolo bien, tampoco es cuestión de hablar con Dios desgreñada.
    En mi pueblo tenemos una playa en la que hay una zona rocosa a la que llaman Iglesia de los moros. No sé a santo de qué.De pequeños no nos internábamos entre esas rocas porque era más grande el miedo que la curiosidad. De mayores se nos fue el miedo y supongo que también la curiosidad.
    A pesar de tener una iglesia mora, no conocía el padrenuestro.
    Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    Responder
  4. Estrella RF

    Un Padrenuestro de lo más interesante, jeje. Todas sus anécdotas me encanta, será porque me recuerda mucho a mi abuela cuando nos contaba sus batallitas de cuando la guerra, cuando quería también era muy divertida.
    Un abrazo.

    Me gusta

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s