La cabeza perdida y la tormenta de ranas

Ayer, cuando me levanté Pablo no estaba en casa. Fui en su busca siguiendo el camino que suele tomar cuando pasea solo. A la vuelta, sin que ninguna de las personas a las que pregunté le hubiera visto, me esperaban dos policías que lo habían encontrado en el pueblo de al lado.

-Estababa desorientado, pero nos ha sabido dar sus señas.  No obstante es bueno que lleve puesta una pulserita con teléfono y dirección – Nos han dicho muy amablemente.

IMG_20170604_195149992.jpg

Anoche hubo una tormenta eléctrica y llovió copiosamente.

Esta mañana nos hemos levantado muy temprano y después de las pastillas, la leche y las galletas, hemos salido a dar un paseo. Los dos juntos y sin desasosiego. Ya en el camino nos hemos topado con algo que no se ve a menudo,  un montón de ranas diminutas que se movían desordenadamente, brincando de un lado a otro.

– ¡Mira!, Si son ranas – me ha señalado con el garrote – Esas son ranas que van sorbiendo las nubes de los charcos donde viven – Hace un gesto con la mano como de cuenco para recoger agua – y luego las sueltan cuando descarga la tormenta, en otro sitio…y ahora están que no saben y a ver si encuentran a dónde ir… IMG_20170605_121805_processed.jpg

15 pensamientos en “La cabeza perdida y la tormenta de ranas

  1. evavill

    Ay, madre, qué susto!, ya veo que también hace trastadas si le dejáis. Nada menos que hasta el pueblo de al lado se fue!!
    La ranita me encanta 🙂
    Y los policías me han recordado a otro perdido y hallado, este fue uno de mis hijos, se perdió en el parque y lo trajeron escoltado dos policías en moto, él iba en bici, en el centro, llorando…
    Besos, Note. Me alegro de que esta noche si hayas dormido

    Le gusta a 1 persona

    Responder
    1. noteclavesilustracion Autor de la entrada

      Ya te digo! Si no quiere que le oigas, se mueve como un ninja😁 Y bueno, el pueblo de al lado está a dos km. sólo que había cruzado la carretera😱Y eso es lo que alertó a la policía, algún conductor responsable les avisó; si no, hubiera ido montaña arriba y ya sí habría sido difícil de localizar😌 A partir de ahí se le requisaron las llaves y cuando quería salir llamaba: “¡Carceleroooo!”😁😁
      Ahora ya se ha acostumbrado, o no lo recuerda.
      Menudo susto pasarías tú también con tu hijo (y él, pobre!)
      Besos a montón, Eva querida

      Le gusta a 2 personas

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s