Una semana antes…

Hace una semana anduve moviendo cosas de sitio en la planta de arriba de la casa. Pinté un armario de blanco y le dibujé en la puerta una flor y una abejita

Pongo la foto por si alguien, o Evavill no se lo cree.

Aunque bajaba a menudo a ver si Pablo dormitaba o le habían entrado ganas de dar un paseo, en algún momento debió de sentir curiosidad por lo que estaba haciendo y, ni corto ni perezoso, subió la escalera él solito y ¡sin ayuda!…De repente lo vi enfrente de mí (estaba lijando y no le había oído) y me asusté un poco

-Pero Pablo ¿Cómo has subido tú sólo?

-Para ver cuándo acabas y si vamos al parque

-Siéntate en esta silla mientras termino y ahora vamos

-¿Y esa lámpara?

-Se la he comprado a Eladio -Se queda mirando moviendo la cabeza- ¿Te gusta? Es de estrellas

Se levanta de repente, se agarra a la barandilla y mira hacia el hueco de la escalera

-Las estrellas son las que voy a ver yo como me dé un estacazo por este balcón…- se lleva una mano a la cabeza- ¿Pero cómo he llegao hasta aquí? Eso sí que no me lo explico…

Aquí he dibujado a Pablo bajando la escalera, con J….. haciendo de barrera por si perdía el equilibrio. Poco después nos fuimos al parque y preguntó a las señoras que si se acordaban de un cantar de Antonio Molina que decía que “para ver las estrellas Sofía Loren es la mejor”. Luego se quedó callado mucho rato, pero sonreía, como recordando cosas buenas.

Y nada, quería contar esta pequeña anécdota para que sintáis que también hay ratos buenos.

Anuncios

27 pensamientos en “Una semana antes…

  1. justi

    Preciosa flor.
    Su aroma y el zumbido
    de la abeja,
    dieron fuerza a Pablo para subir la escakera.
    Gran metáfora,
    amigo.
    No me estraña que su mirada luego, paseando,
    descansara sobre un bosque de fugaces estrellas.
    Abrazos a los dos. A pares.

    Le gusta a 2 personas

    Responder
  2. evavill

    ¡Qué gracia y qué ilusión me ha hecho ver a la abejita!, te ha quedado muy bonito el armario, me encanta 🙂
    Y la lámpara estrellada de Eladio es preciosa también.
    Me alegro de los momentos buenos, pero, no creas, ya los transmites muchas veces 🙂
    Muchos besos!!!

    Le gusta a 2 personas

    Responder
  3. JM Vanjav

    Ciertamente, por sorpresa, se presentan momentos que quedaran grabados en la memoria como recuerdos tatuados en ella. Cosas aparentemente simples pero cargadas de sensaciones y curiosamente los olores o aromas de esos momentos.

    Saludos 🙂

    Me gusta

    Responder
  4. Luna Paniagua

    Te ha quedado muy bien el armario y Eladio hace unas lámparas muy bonitas.
    Por lo menos a mí no me da la sensación de que todo lo que cuentas es malo. Hay momentos divertidos con vuestras anécdotas. Ay, si no fuera por esos momentos.
    Da mucho más miedo bajar que subir, sin duda.
    Abrazotes

    Le gusta a 1 persona

    Responder
    1. noteclavesilustracion Autor de la entrada

      Si no fuera por los buenos ratos, verdad! (está bien puesta esta coma?)
      Y sí, una escalera puede ser un abismo para él; si la subió es por la fuerza que da “la locura”. Luego lo olvidó completamente, pero se quedó con lo de las estrellas y lo enlazó con una canción de juventud
      P.S. Más de una vez ha vuelto a mencionar “la bicicleta y el mal abuelo”, incorporándolo a sus vivencias, a algo que ha pasado en el pueblo de al lado, a unos conocidos suyos…🤷😁
      Te abrazo

      Le gusta a 1 persona

      Responder
      1. Luna Paniagua

        Está muy bien puesta porque “verdad” actúa como interjección y las interjecciones (dilo en voz alta, ¿a que parece una palabra que no existe?) se separan con comas: Ay, qué frío hace / Se me olvidó, jolines / A las diez, vale, en el frontón.
        Pues la ilusión que me hace, oye, que se agencie de mi relato, me hace sentirme cerquita 🙂

        Le gusta a 1 persona

  5. tecuentodeviajes

    Debía tener muchas ganas de parque 😀 trepó a las alturas en tu búsqueda 😉 Y mira tu por donde gracias a la escalada de Pablo he descubierto la web de Eladio y sus estrellas 😉 muy chula la página, y muy chulo tu armario 🙂 Dos abrazos enormes y una sonrisa!!

    Le gusta a 2 personas

    Responder
  6. palmeiralibre

    ¡Qué armario tan real…! Dan ganas de agarrar los tiradores y abrirlo. La abejita me acaba de traer a la memoria otra abeja que antaño anduvo en entredicho.
    Es admirable que Pablo sea capaz de realizar esas ascensiones, aunque sea por impulsos.
    Un abrazo a los dos.

    Le gusta a 2 personas

    Responder
  7. magdalena

    Yo como siempre rezagada, pero no por eso me olvido de ti, querido Note. Te leo siempre y te admiro, si alguna vez te fallo no es por haberte obviado, alguna otra razón me mete la zancadilla.
    Besiños palmeiráns cargados de miel de abejitas autóctonas, como las de tu dibujo.
    Muá, muá, muá, atc…

    Me gusta

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s