Los tres mosqueteros

Se dobla sobre sí mismo hacia delante y se le cae la gorra; voy hacia él, pensando en ayudarle, pero se incorpora él solo deshaciendo la postura con movimiento grácil, sin esfuerzo ninguno y me muestra sonriente lo que ha encontrado

– Es un indio – me dice – de juguete

– Yo creo que no, Pablo

– Pues con estas plumas así…¡Aaaah! Pué que sea ¿Cómo se llamaban? Unos que luchaban muy bien a la espada…Ya no me acuerdo, perooo… había por medio gente de Iglesia, alguien así como un obispo de Francia, muy dominante…y de éstos eran tres, ná más, que defendían a la reina – se ríe – y luego llegó otro así del campo y se reían de él a lo primero y así… Se peleó a espada con ellos y vieron que se defendía bien…¡Uuuuh, menudo era! ¡Daba unos brincos!…El resultao es que se hicieron amigos… y ya se fueron metiendo en más líos hasta que ganaron a los del obispo ese…Y estooo ¿Cuesta mucho de empujar?

– ¿Lo quieres conducir tú un rato? Y luego cuando te canses, te vuelves a montar…

– ¡Ah, pues van muy bien estas ruedas! ¡Funcionan divinamente! ¿Te quieres subir tú un rato? ¡Venga, que te llevo!

Anuncios

40 pensamientos en “Los tres mosqueteros

  1. ~Aileen~

    ~…me encanta como este mensaje puede abrir~se asimismo, para recrear~lo, a través de la imaginación, se puede leer entre líneas o tomar la exactitud o simplemente usar la ilustración y aventurar~se, a hacer la historia.¡Genial! ~

    Le gusta a 1 persona

    Responder
  2. tecuentodeviajes

    Me encanta encontrarme objetos rarunos en las calles/aceras 🙂 me ha hecho mucha gracia imaginarme a Don Pablo lanzándose por el indiomosquetero 🙂 yo también me hubiera lanzado 😉
    😀 jajaja me encanta ese diálogo final vuestro 😉 tu entrelíneas, sutil, animándolo a levantarse y caminar, y él con su corazón contento, bueno y grande animándote a subir 🙂 me encanta.
    Y viéndolo así, feliz en tu preciosa ilustración de pie… y desde mi ignorancia, pregunto ¿entre su bastón y la silla… ¿no habría un término medio?? ¿un andador con ruedas, o sin ellas?… supongo que si la Dra recomendó la silla tendrá sus razones…pero yo le veo tan feliz, estable y seguro en tu ilustración…que he pensado en el andador. También he pensado en lo mal que está diseñado el entorno urbano para estos menesteres…y que quizás sea más manejable.
    Dos abrazos grandes grandes, buen fin de semana!

    Le gusta a 2 personas

    Responder
    1. noteclavesilustracion Autor de la entrada

      Sí, querida Cristina, estamos a la búsqueda de ese término medio, pero es que el Parkinson, en su término medio, tiene picos repentinos, desconexiones de “los cables de dentro” (esos que van por las rozas de la pared, bien escondidos, de lámparas a enchufes) Es verdad que va andando muy bien, “muy derechito”, pero de repente se desequlibra como si estuviera en una cuerda floja y ahí no vale bastón ni andador, derechito al suelo, si no tenemos silla de reposo a tiempo. Hasta que no vayamos a la consulta del neurólogo (finales de septiembre) y calibre las cantidades de levodopa, de nuevo…seguiremos probando, unas veces en silla y otras andando ☺️
      Mil gracias por el ánimo y por todo el cariño que transmites
      Abrazos 😗😗😗

      Le gusta a 2 personas

      Responder
  3. Laura Antolín

    Tú para Pablo y Pablo para ti. Y ese héroe “que vino del campo y da unos brincos” que solo recordarlo le devuelve a Pablo arte para empujar la silla y llevarte a capa y espada. Viva d’Artagnan y viva Pablo y olé tú. (El dibujín de su mano con el mosquetero de juguete: divino.)

    Le gusta a 1 persona

    Responder
    1. noteclavesilustracion Autor de la entrada

      Debe estar pensando en la que Gene Kelly hacía de d’Artagnan, yo creo. De todas formas guarda mucho en su memoria la impresión de las películas…Me las cuenta a veces y yo hago el ejercicio de adivinarlas (está era fácil 😉)
      Un abrazo y mil gracias por estar ahí, querida Laura ☺️😚

      Le gusta a 2 personas

      Responder
    1. noteclavesilustracion Autor de la entrada

      Lo he intentado, ver películas antiguas con él, pero ya no tiene poder de concentración para seguir en una pantalla las imágenes (y el sonido)durante más allá de cinco o diez minutos. Dice: “no te preocupes, yo cierro los ojos y lo veo claramente, como si lo estuviera viviendo en este instante”. Gracias a ti, por tu apoyo amable
      Y ese abrazo!

      Le gusta a 1 persona

      Responder
    1. noteclavesilustracion Autor de la entrada

      I give them sincerely, because your articles seem very interesting and not only for practicing my reading in English, but because I like the words you choose, where I seem to discover a human ideology with which I connect

      Me gusta

      Responder
  4. laacantha

    Me alegro mucho leendo sus nuevas aventuras las que describes con humor y cariño. Sin embargo , detras de esa fachada hay muchisimo trabajo y esfuerzo físico y emocional de tu parte. Que lo pases bien este verano tan caluroso. Un abraazo con todo mi cariño.

    Le gusta a 1 persona

    Responder
  5. magdalena

    Un día Alejandro Dumas se encontró en la calle con su hijo y le preguntó:
    – ¿Has leído mi última novela?
    – Sí, la he leído, ¿ y tú ?
    Parece ser que esos episodios que Pablo tan gratamente guarda en su recuerdo, no fueron del todo obras de tan genial escritor. Recurrió a muchos colaboradores “negros”. Un tal Auguste Maquet, fue el padre de “Los tres mosqueteros”, Dumas era el corrector de los manuscritos que Maquet le proporcionaba, pero “su” nombre, era el que realmente atraía a los lectores y así lo exigía la editorial.
    Háblale de Maquet a Pablo mientras le das ese empujoncito a la silla, es justo que nos acordemos también de él.
    Besiños palmeiráns muy cariñosos para los dos.

    Le gusta a 1 persona

    Responder
    1. noteclavesilustracion Autor de la entrada

      Esas cosas de unos que se aprovechan de otros le ponen nervioso, le gustan las historias que “terminan bien”. Creo que eso de “los negros” todavía se sigue haciendo, no? Escritores que se aprovechan de la imaginación y trabajo de otros. De todas formas, se lo voy a contar☺️😘
      Un montón de besos y cariños te envío

      Me gusta

      Responder
  6. magdalena

    Sí, claro que se sigue haciendo. Hay escritores de mucho renombre que sacan un libro de 900 páginas cada año; si no tuvieran ayuda, ¿crees que podrían hacerlo?
    Besiños palmeiráns, queridos.

    Le gusta a 1 persona

    Responder
  7. evacobogonzalez

    Pablo es un poco como D,Artagnan, (era el que parecía más simpático de los tres). Creo que Pablo se toma la vida de la misma forma, “lo que viene y pa, ante”. No tiene ego, es claro como el agua y llama a las cosas por su nombre. Es ocurrente y divertido. Y me encanta la forma que tiene de resumir las cosas, con una gracia que para qué… Así que me alegro de que se haya encontrado un mosquetero, (sea o no D, Artagnan).
    Y que se haya agachado y levantado con facilidad, es una buena noticia. Un abrazo para los dos mosqueteros

    Le gusta a 1 persona

    Responder
  8. Estrella RF

    Pablo es inteligente, ingenioso y rebosa ternura, como tú, creo que ya te lo he dicho. Cada vez que leo tus historias, el alma se me remueve por dentro, una sonrisa se asoma a mi boca y me parece maravilloso que existan unas personas con esa categoría, como Pablo y tú. Y ese es el mejor piropo que os puedo echar a los dos, tanto monta monta tanto…
    Y sería verdaderamente divertido ese paseo en silla empujada por Pablo, jajaja.
    Abrazos para ambos.

    Le gusta a 1 persona

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s