Archivo de la etiqueta: tifoideas

García Ortiz, preséntese a vacunar

En la carnicería, Antoñita también le echa piropos mientras nos elige un chorizo de los que le gustan a Pablo.

-Sí estoy muy bien comparao con los de mi tiempo- me dice al salir, presumiendo – Yo lo sé por lo que me cuenta Ángel, de los del pueblo…Que están todos mucho más “imposibilitaos” que yo…Hay uno, que somos quintos y tiene los mismos apellidos, pero de coincidencia, no porque seamos parientes y fuimos juntos a la mili, claaaro…-se ríe- Y una vez, ¡verás lo que le pasó! Pues que llamaron para vacunar, sería pa el tifus, unas fiebres que daban antes…El caso es que me llamaron a mí “¡García Ortiz!, ¡García Ortiz! “Y yo como no estaba, porque siempre que podía aprovechaba pa escaparme de allí… pues va y se presenta él, que ya le habían llamao y vacunao antes… ¡Y allá que le pincharon otra vez! ¡Se le puso el brazoooo! Bueno, el brazo y todo lo demás, que le tuvieron que hospitalizar y a punto estuvo de pasarle algo malo por la “sobredosis”… 

¡Serás tonto!¿Pa qué vuelves a entrar si ya te la habían puesto?…¡Ay! Cómo tú no estabas, me diceeee, no me fueran a hacer algo por no acudir-se ríe- y ¡buena se la hicieron!

Anuncios

mal de ojo

-En ese pueblo los hombres eran muy negociantes, estaban siempre de tratos unos con otros y cuando venían al pueblo a las fiestas, también…y en cambio, todas las mujeres decían que eran brujas y que curaban el mal de ojo.

-Eran brujas buenas, entonces…

-Si. A mí me llevaron de chico a que me curaran porque le habían dicho a mi madre que lo tenía. Y que era mi abuelo el que me lo había echado…¿pero, cómo iba a ser mi propio abueeelo? Y dijeron, que se podía echar …desde el cariño igual que desde el odio

Le miro, se ríe, se limpia la boca y luego la nariz con la misma servilleta, la vuelve a dejar en la mesa.., sigue comiendo…se para y dice

– Pero mi padre se pasó por donde daban las pastillas para las fiebres tifoideas que eran unas fiebres que daban por las tardes y eso era lo que yo tenía, o eso dicen…Unos me metieron las pastillas, que las daban del gobierno, gratis… porque era cosa que había mucho por entonces, esas enfermedades que ¡a saber lo que eran!… y las brujas me ataron un hilo a la muñeca…

-Medicina alternativa…

-Y yo qué sé, si eso me lo habrán  “contao” después, si yo tenía que ser muy chiiicoo…Supersticiones que había antes…¡Pero ahora también las hay!

servilletamultiusos