Archivo de la etiqueta: rituales

libertad vigilada…

img_20170222_155912169.jpg

Aquí está Pablo sentado en la puerta de su caseta del huerto, caído en uno de esos sueños de libertad.

Estar al cuidado de una persona no deja de ser, un poco, tenerle bajo vigilancia. Vigilar que se asee, que se cambie de ropa, que coma a sus horas y una dieta adecuada (Pablo preferiría comer dulce solamente), las horas de sueño y de vigilia. A veces le veo paseando por el pasillo con el reloj en la mano (porque pasa el tiempo más rápido que si lo tienes en la muñeca) cuando bajo a darle la última dosis de levodopa sobre las 21:00 Y si por cualquier distracción me retraso un minuto, me reclama a la voz de

-Las nueveeee, las pastillas!

Y cuando llego a su lado, preparo la cena y  se queda ese rato en la cocina, casi siempre contándome alguno de sus recuerdos. Sentado en su sitio de la mesa, calibrando el humor que tiene “el vigilante “para desviar hacia uno u otro lado la conversación…se toma sus pastillas y dice mirando cómo vuelvo a rellenar el pastillero

-Bueno, esas ya son las de mañana, ¿no? Ya no me mandas nada más por hoy, yo ya puedo irme a la cama. ¡Buenas noches!

 

de la muerte y la risa

-Pues llevo mucho tiempo ahí sentado en mi cuarto desde que me dispertao..Sin hacer ruido.

-¿Pensando?

-Pues sí, me ha dado tiempo a pensar muchas cosas… – me mira muy serio-  ¡En la muerte!..Que mejor que me quemen, y que no hagan entierro ni ná, que ya sé que vosotros no vais a querer las cenizas, porque ¿pa qué esas tonterías?

-¿No quieres que las echemos en el huerto para que crezcan las habas y las flores?

-Ni flores…Yo digo lo que decía mi abuelo Petronilo, “¡las flores las quiero vivo!” Y fíjate, le hicieron entierro -se refiere a funeral, creo- en la Iglesia, ¡él, que no la había pisao en vida! Con las flores y el cuuura, que era un vasco muy recio, dando unas zancás alrededor del muerto… que estaba dentro de una caja, ¡claro!…-Se ríe- Y el monaguillo que se las veía y se las deseaba para seguirle, agarrao a esos achiperres que se ponen…img_20170208_181648218.jpg

-¡Qué risión! Yo no me podía contener de reírme y me tuve que agachar, así como si llorara, poniéndome las manos en la cara para taparme…Y mi hermano Ángel diciendo,” yo no me vuelvo a sentar a tu lado, ¡cuidao qué hombre este!” Y el cura con esa cantinela, “cuando se junte el cielo con la tierraaaa…” ¡Qué risa!

 

tomando desvíos para llegar derechos

-En los bautizos daban chocolate con churros

-Y en los entierros ¿daban algo?

-¡Una “pedrá”! dieron en el de mi abuela-y se me queda mirando en silencio para darme la explicación con “efecto”-…Que se tenían las puertas abiertas…esas puertas grandes que había, para que entraran los carros… y pasaron unos, que estarían de chunga…yo no sé quienes serían y tiraron una piedra que entró hasta dentro…y salió mi primo corriendo detrás a por ellos y mi tía se llegó hasta la guardia civil para que estuvieran sobre aviso,no fuera a ser que se pegaran o algo…

-Y tú ¿dónde estabas?

-Yo no sé dónde estaría en ese entonces…pues “seríe” aquí donde estaba…yendo con Antonio en el coche…que como es tan bruto…-habla de él en presente y poco a poco se va metiendo en la historia y en el coche camino de un entierro, no tiene muy claro de quién-(…) y se empeñó en preguntar por la carretera de Malpica…¡Pero si Malpica sale de la carretera de Talavera!…¡habrá que preguntar por la de Talaveeeeera!

-Pero ese viaje desde aquí, ¿no sería para el entierro de tu padre?

-Y nadie le daba norte de Malpica…¡claro! ¿cómo se lo iban a dar? pues yo no sé si “seríe”de mi abuela o de mi madre, la cosa es que dimos mil vueltas…Y nada, que no hubo medios de convencerle…ya te digo que es muy bruto… no hay forma de que atienda a razón como se le meta algo en la cabeza…Si me hubiera hecho casoooo, habíamos ido derechos…porque yendo pa Talavera, poco antes de llegar, sale el desvío a Malpiiiiica y de allí…. ¡habíamos llegao derechos!…

Habla cada vez más alto y no permite que le interrumpa, porque en este momento ya va en el coche con su hermano Antonio, discutiendo porque se han perdido en carreteras secundarias por la parte de Castilla

img_20161115_092524.jpg

y todo lo que caía

-¿Esa es una paloma?

-¡Qué va a ser paloma, es una tórtola!

-Tú habrás comido alguna de esas…

-Esas y  todo lo que caía. Lo primero que hacía al llegar a la viña era poner las ballestas

-¿Cómo era eso?

-Pues eran unos palos con dos alambres y un muelle…-va gestualizando con las manos su explicación, le cambia la expresión y dice- Había un pájaro que le llamaban “alcaudona” y que era ¡caníbal! Cazaba a otros pájaros más chicos imitando su “piar”, escondido entre las zarzas y cuando se acercaba el pájaro lo mataba. Pero se conoce que no le gustaba comérselos recientes y los dejaba pinchados de los espinos, allí colgando…Y ese día no me hacía falta la ballesta…Los cogía y a la lumbre, bien asaditos, ¡Me los comía que daba gusto!.

 

img_20160821_113624006

la ducha toca los sábados

El ritual de higiene cada mañana, suele seguirlo bastante bien: Tirar el orinal y lavarlo, afeitarse, lavarse la cara y las manos, peinarse, pasar por el bidé después de…

La ducha diaria no ha formado parte de sus costumbres cuando vivía solo y menos ahora que “no suda” y “no se mancha nunca”.

No se niega a bañarse, pero siempre le parece que está limpio (desnudarse completamente dice que no le gusta, que se ve viejo) y lo va retrasando todo lo que puede.

-Tú me vas diciendo cuando es sábado y me dejas la ropa limpia preparada, que yo no sé buscarla.

Así que eso hago, sólo que como vivimos desajustes temporales en esta casa, tenemos tres sábados a la semana.

img_20160921_100147497