Archivo de la etiqueta: Navidad

Ese lío del tiempo y las rosquillas voladoras

Y ¿qué es hoy que parece que nos felicitan tanto? …Si ni siquiera los conozco a esos…o eso me parece a mi…

Es fin de año, Pablo, treinta y uno de diciembre

…Yo es que ya, últimamente, no sé ni en qué tiempo estoy…y cómo aprieta el sol…si no parece ese tiempo que dices…

Y parece  que estamos por la parte de Alicante…yo ya no sé…¿Qué fue de aquella casa que teníamos por aquí?

Es donde vivimos ahora

Y, entonces ¿este no era el camino que llega a la ermita de San Sebastián? …que cuando llevan al santo en procesión y le ponen como unas ramas de adorno donde meten… asíiii…como rosquillas… y cada vez que pillaba el carro un bache, siempre alguna salía por los aires – se ríe – …pero no llegaban al suelo… porque las alcanzábamos al vuelo los muchachos…- se queda serio – Pero ya por último la cerraron, para que no fueran allí a refugiarse las parejas…y quedó todo en ruinas…no sé quién me lo ha dicho…Entonces…dices que es Nochevieja…-empieza a cantar-🎶🎶🎶 “Alza la pata María que te traigo el aguinaldo, una patata cocía, sopla que viene quemando”…🎶🎶🎶

Anuncios

Atracones navideños

En el dibujo, junto a Pablo, están Michelle, Bruno, la Chata y enfrente Rosa con el pelo naranja, también estábamos J… en la barbacoa y yo haciendo la foto; porque hoy hemos hecho una celebración improvisada de fin de año 2016. Cada uno ha traído algo de comer y todos algo de beber. Como estábamos contentos, Michelle ha dicho que estos momentos hay que agradecerlos y ha dado gracias al aire y a todos nosotros. Pablo, de vez en cuando dejaba de comer y cantaba un villancico: 

” He visto un perro volaaaaar y una torre andar a gatas y en lo más hondo del mar un burro asando patatas…Ande ande ande la marimorena, ande ande ande que es la Nochebuena”

También estaba el sol que brillaba mucho y calentaba y el cielo azul y la hierba verde. Vamos, que parecía una fiesta hippie. 

Pablo se ha dejado llevar del entusiasmo y el espíritu de estas fiestas y ha comido y bebido mucho. Cuando hemos llegado a casa,  a la caída del sol, se ha metido en su cuarto a descansar un poco y se ha quedado dormido y al despertar ha debido volver a sentir hambre pues he visto que ha acabado con los restos: dos o tres trozos de queso, medio paquete de turrón, un trozo de tarta de almendras y tres polvorones…Me ha dicho que eso ya merienda/cena, que “si eso” con las pastillas, un vasito de leche y magdalenas…