Archivo de la etiqueta: cargas

El burro del Aquilino

IMG_20180122_115026.jpg

-Ahora que voy viendo a ese burro – ríe- …Había uno que le llamaban Aquilino, que tenía una mala famaaa…-suspira- y una vez me tocó a mí ir con él de secretario

-¿Secretario?

– Cuando es el tiempo, nos ajustábamos en las fincas, que eran grandísimas, pa asistir a los que iban de caza Se sale de la casa grande ya con el encargo de los aparejos del que te haya tocao (y ese año me tocó el Aquilino)…y, en fin, que empiezo a cargar el burro con las cartucheras y sale una muy señoritinga y va y dice:”¡Uy! Mi papá, tiene que ir cómodo en la caballería!, Tendrá usté que llevar eso” y digo yo: “Pues entonces pida usté que le den otro burro con un buen serón pa cargarle ¡porque yo no soy ningún burro!” Y eso hizo la que decía que era la hija, que a mí no me importa quién fuera, ni lo que entre ellos hacían…Pero se ve que eso era lo que estilaba el Aquilino, llevar cargao al secretario y él sin estorbo alguno, de caballero…¡por eso le tenían horror! ¡Y no habia protestao ninguno! -se va encendiendo y volviéndolo a repetir desde otros ángulos-

– Y tú llevaste la carga en un burro

-La carga ¡y yo montao también!

-Y ¿no se quejó el tal Aquilino de ti?

-¡ Qué se iba a quejar! ¿Te crees que ellos reparan en sí es hombre o animal el que carga? con que les tengas la escopeta a puntooo…¡Al contrario!, a otro año preguntó por mi, me dijeron, pero yo ya me había ido a vivir a Madrid…

Anuncios

Relinchos, rebuznos y silbidos

Vamos andando en silencio, cada uno mirando para sus adentros, cuando se oye un relincho y rápidamente me mira y me pregunta

-¿A ver si sabes si ese relinchar es de un burro o de un caballo?

-Noo, dímelo tú

Y se pone contento mientras saborea esas palabras  que va a decir, como si se tratara de un caramelo que se pasa de un lado a otro de la boca…

-Pues la misma palabra te lo dice, es un caballo ¡porque los burros no relinchan!

-¿Qué hacen entonces los burros?

-¡Pues rebuznar!

Y aquí sigue una muestra del sonido de ambos para que yo aprecie la diferencia

-Y ¿las mulas?

-Pues las mulas son porque un caballo ha montado una burra y sale un cruce y es un poco de cada – y hace un sonido que empieza aspirando como para rebuznar y termina en agudo relincho- Todas estas cosas sé yo porque he tratado con estos animales. En la escuela, por mucho que vayas,  no te enseñan estas cosas…

-Y ¿te gustaba tratar con los animales?

-Pues ¡claro!, Se encariñan mucho contigo…Y yo siempre los he tratado bien…Iba al lado de la mula silbando, en vez de arrearla cuando llevaba mucha carga…img_20170216_204332814

el perro guardián

En uno de nuestros recorridos habituales vemos a este perrete, guardián de una finca. Nos ladraba al principio, pero ahora se queda mirándonos mientras pasamos, eso sí, siempre en postura de alerta.

-¡Ese es un buen perro!…nosotros tuvimos uno parecido -ahora es cuando no sé a qué época está viajando en su memoria- Una vez se le cayò algo de carga a la burra mientras regresábamos de la viña en una tormenta y no nos dimos cuenta. Y cuando llegamos a casa nos echamos a deber de que el perro no había vuelto con nosotros y nos extrañamos mucho. Y, ¡oye! A la mañana siguiente cuando regresamos a la labor, vimos que el perro se había quedado toda la noche al lado de la carga que habíamos perdido, bajo la tormenta y todo…Pero tú no conociste aquel perro, ¿no?- se queda pensando y dice- ¡Ah! si tú no habías nacido para entonces…

Cuando se le viene algo a la memoria lo cuenta tan vívidamente, que no sé bien si sigo a su lado frente a esta verja y mirando a este perro o me ha llevado con él en su “DeLorean” a ese pasado donde había uno parecido, guardando la carga bajo una tormenta.

img_20161018_105015274