Archivo de la etiqueta: bueyes

Pa los reyes lo conocen los bueyes

Llevaba Pablo unos días “con poca gana” y la doctora dijo que durante este tiempo de menos horas de luz se hacen los días muy largos y es normal cierta melancolía. Le recetó unas pastillitas que tiene que tomar hasta finales de enero, en que hemos de volver a dar  reporte. Por mi parte le animo a salir de casa y a emprender tareas que siempre le han resultado estimulantes

-Tienes que podar ya las parras, Pablo

-Bueno, si tú lo dices, pero no hace tiempo…

Llega Michelle y le pregunta qué tal está y, sin desviar la mirada dice

– ¡Aquí, trabajando, me tienen!

Luego lo deja y se sienta con nosotros y mira a los perros y sonríe

También viene Álvaro

y María José, que son amigos nuevos

y

proponen hacer un cine de verano en el huerto y proyectar películas sobre la pared blanca de la caseta y le dan vueltas al sistema eléctrico necesario y hablan de Rohmer y “Le Rayon Vert” y de que, según Julio Verne  “cuando uno ve un raro destello  al atardecer, nuestros propios pensamientos y los de los otros se revelan como por arte de magia”…

Se van todos cuando el sol empieza a esconderse y un perro se escapa pero vuelve y Pablo dice

– Pa los Reyes, lo conocen los bueyes y pa San Sebastián el gañán, ¿a qué no lo sabes? – se me queda mirando –  Eso quiere decir que los días ya vienen de crecida y que los animales, que son más listos,  se echan a deber antes que nosotros

Anuncios

De herraduras, nobleza y zapatos

Hoy hemos comprado zapatos nuevosIMG_20171128_104356_processed.jpg

– ¿No te los pones?

– Ahora que los veo así puestos ¿No había un bicho, o yo no sé qué era, que te dejaba algo en los zapatos?

-¿Te refieres a los reyes magos?

-…Una borrita de mazapán, o una naranja…o chocolate…-suspira- Yo los dejé un vez y me pusieron una azadón de pala pa que fuera a cavar la viña – se ríe – Luego me relevó mi abuelo a cavar, pero demás no me dejaban ¡eh!, que siempre había faena. Una vez me ajustaron a arar con bueyes…y había uno que era así muy bronco y entre tres tirando de la cuerda, no valían pa llevarle a los postesIMG_20171128_104557_processed.jpg para herrarle, que tienen estos animales la pezuña doble y hay que protegerlos bien, así calzando una a  cada laoIMG_20171128_104820_processed.jpg la cosa es que me lo echaron a mí… ¡A ver!, a los novatos siempre les dan lo peor…pero yooo, di en rascarle la cabeza y en pasarle así la mano por el lomo y se conoce que le caí tan en gracia que le llevaba a donde quería…Ya hasta me seguía él solo – se ríe – y se echaba la siesta a mi lao…pero muchaaacho, me decían, que ese te aplasta…Pero ¡quiá!, si era muy noble el animal…lo que tiene es que por la fuerzaaaa, no es cosa buena convencer a nadieIMG_20171128_105024_processed.jpg