Rififi en un pueblo de la mancha

Esta noche, mientras llegaba al suelo en uno de sus repentinos y agitados despertares, ha sido interrumpido por un mueble que le ha dado un golpe en la cara. Ahora en el parque hay un par de moscas que buscan la herida. Se las aparto y me dice:

-¿Qué mueves tanto las manos, que parece que estás espantando moscas?

-(…)

-Déjalas, es que algo están barruntando

-¿El cambio de tiempo?

-O a muerto… Y que no parece que vaya a venir nadie ya…

-¿Tus amigas? Es que salen más tarde; ahora estarán echándose la siesta…¿Esperamos un poco?

-Hasta las tres te esperé y en vista que no venías, las gallinas me llevé…

-¿Y eso?

-Eso es un cartel que dejaron escrito en el gallinero… los que se llevaran las gallinas

-¿Te las robaron a ti?

– ¡Quia!…A la guardia civil, ná menos…que tenían un gallinero en la parte de atrás del cuartel y no lo tendrían vigilao…¿Quién iba a ser capás y ¡en ese tiempo!…de entrar a robar allí

-No dejaron ni una…y ellos tan descuidaos

Encimaaaa, para más chunga les escriben el cartel.

– Y ¿no encontraron al ladrón?

Menea la cabeza a un lado y a otro

-¡Ni rastro! Ni al ladrón ni a las gallinas

Y vámonos, que aquí no hay más que moscas…

50 pensamientos en “Rififi en un pueblo de la mancha

  1. Laura Antolín

    La hache del cartel se la quitaste tú a posta, ¿a que sí? Apuesto, también que detrás de ese misterioso robo de gallinas hay una historia medio truculenta… ¿A quién esperaba hasta las tres y para qué? Hay despecho. Hay marro.
    Sí, a las moscas hay que espantarlas. Dan mal rollo si no.
    Ay, que se mejore, y esos muebles que dejen de golpearle, y el suelo, que basta que esté uno gacho para que el mundo se ponga poltergeist.
    Un abrazo a los dos. Yo, como si fuera otra vecina más.

    Le gusta a 2 personas

    Responder
  2. justi

    Jeje, me haces reír con las salidas de Pablo.
    Un poco de sangrado lo ha estimulado.
    Las moscas son persistentes, ahí y aquí, en la cocina y en el parque…
    Y no se cansan de intentar aquello que quieren conseguir, aunque se tape con tiritas…la sangre deja rastro.
    Creo que Pablo aprende de éllas. No se rinde ante las adversidades, y hasta se crece en esos momentos para conseguir su objetivo. Y aprovecha para divertirnos con sus historietas de guardias civiles y gallinas mientras espera a sus amigas que salten de la siesta y vengan a hacerle comparsa.
    Muy logrado.
    Abrazos a los dos.

    Le gusta a 2 personas

    Responder
  3. tecuentodeviajes

    Me he reído mucho con el robo de las gallinas a los confiados mangas verdes 😀 jajaja. Geniales todas las ilustraciones 🙂 ¡cuanto arte!
    Que se mejore Don Pablo, espero que la caída no le haya dejado el cuerpo muy “guarnío”, le mando un bidón de fuerzas y mi cariño (mi abuela, muy práctica ella, le mandaría un “fli” ¿sabes lo que es?…no sé si se usa ese “término” de Despeñaperros para arriba 😉 ) . Un abrazo enorme para ti mi NoRte y un puñado grande de besitos.

    Le gusta a 3 personas

    Responder
    1. noteclavesilustracion Autor de la entrada

      En Madrid también se dice “fli” al matamoscas y flusflus al limpiacristales 😁
      Cuánto me alegra que hayas echado unas risas con esta historia de misterio sin resolver. No os preocupéis por Pablo que está muy recuperado, hoy le he cortado el pelo y ha dicho que: ” me has dejao hecho un dandy”😂😂
      Te envío mi cariño ☺️😚💓

      Le gusta a 3 personas

      Responder
  4. JM Vanjav

    A la guardia civil las gallinas les guindaron
    no a la una, o a las dos, si no a las tres.
    Ahora los pobres picoletos, sin huevos,
    se han quedado y bien que la cagaron.
    Investigan cómo dar con esos pillastres
    que vaciaron el gallinero, en los relevos;
    por las plumas, creen, que las aves volaron.
    Así son las cosas en este cuartelillo
    que sin un solo huevo les dejaron
    y, hasta de la boca, les quitarían el palillo.

    Le gusta a 2 personas

    Responder
  5. whatgoesaround

    Qué gran golpe a la autoridad, jajajaja. ¿Ves? La Benemérita, tan confiados ellos que sucede que “en casa del herrero…”. Y encima el cartel con recochineo, ya no sé si decir regallineo en este caso. Que se mejore Pablo. Es cierto, tras la cita de las 3 tiene que haber toda una historia, es muy posible que amorosa, quién sabe. Grandes ilustraciones.

    Le gusta a 1 persona

    Responder
  6. magdalena

    En un comercio tenían un letrero que decía: “Tenemos atriles” y alguien escribió en la fachada del mismo comercio: “Tranquilo Triles, te rescataremos”.
    ¿No sería Pablo el autor de la respuesta?

    Besiños palmeiráns, queridos.

    Le gusta a 2 personas

    Responder
  7. palmeiralibre

    Doy por hecho que el robo de las gallinas resultó ser una broma de Pablo y amigos por dejar en mal lugar a la guardia civil y reírse a cuenta de ella. Seguro que la benemérita no dio publicidad del caso.
    Estupenda la foto de Pablo. Tan real que te entran deseos de espantarle las moscas.
    Espero que hayan cicatrizado las heridas y le dejen en paz.
    Un abrazo para los dos.

    Le gusta a 2 personas

    Responder
  8. carlos

    Los guindillas son pendencieros en cuanto compete a sus propiedades. Imagino que en esa actuación hubo más de un artista implicado y que medio pueblo estuvo al tanto. Dale recuerdos a Pablo y que se cuide de esos aterrizajes. Los dibujos son geniales. Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s