La Metamorfosis

-Pues mira, que mi habitación está así en hundío y hay un cachito escalón pa subir y se conoce que no eché bien la pierna pa’riba y allí que me quedé, sin poder levantarme, en el suelo como una cucaracha…

-¡Uyyy, mare meva com se’t ha quedat la careta!

-No vas a poder anar al ball, Pepa, amb aquests ulls morats…

-Si yo no soy de mucho baile, no ves que me quedé huérfana con 16 años…y entoces se llevaban unos lutos mu largos, cuatro años, ¡ná menos! Y a trabajar, de toas las cosas que había en el campo, pa sacar adelante a mis cuatro hermanos…Y cuando quise acordar ya tenía novio y me lo eché de los que no les gusta bailar…ni tiempo había…

-Pregunta-li a la Pepa com s’ha fet el mal … Té vergonya, té vergonya…

-Así que me fui arrastrando como pude, hasta que llegué a un mueble que tengo con cajones y así agarrándome a ello, poco a poco me fui enderezando…¡Con lo que yo era! ¿Verdá Pablo? Que atendía el bar y la cocina y subía cien veces la escalera, sin cansarme… Tú te tiés que acordar porque vivías enfrente y me veías…¿Qué, no me haces caso?

-Que sí, que te estoy escuchando…Que hemos trabajao como burros y que ahora nos caemos y no nos podemos enderezar… como cucarachas… y que no te gusta ir al baile

Vicenta y Pepa intercambian miradas y cabeceos aprobatorios

-Mírale y parecele ahí que no se entera de ná…¡mía como escucha!

– Ai quin home…

Anuncios

32 pensamientos en “La Metamorfosis

  1. tecuentodeviajes

    😀 me encanta el final con nuestro Don Pablo 😀 me gusta su pandi y el título me hace reír… aunque no sé si mi interpretación de burro—>cucaracha es la metamorfosis correcta 😀 (muñeco pensativo que no tengo en el pc 🙂 😀 ) Y por supuesto me pirran tus ilustraciones, estas con los puntitos psicofashion también 😀
    Que se mejore doña Pepa. Besos y abrazos enooormes. ¡Buen finde!

    Me gusta

    Responder
  2. Laura Antolín

    Ai, quin home, eso digo yo. I quines dones, també! Quina colla, tot plegat. Y tú ahí, tomando nota. Los retratos de las figuras reblandecidas por el calor. Todo genial. El titular final de Pablo, lo más. Un abrazo. Diario es mejor, como dicen los de Tinta chida.

    Le gusta a 2 personas

    Responder
  3. evavill

    Total, que Pepa acabó como el pobre Gregorio. Menos mal que volvió a su ser aunque amoratada.
    Me gustan esas tertulias del banco y cómo les sigue el rollo Pablo a las amigas, a su manera.
    Besos para ellos y para la cronista.

    Le gusta a 2 personas

    Responder
    1. noteclavesilustracion Autor de la entrada

      Sí, querida Eva, me lo hizo recordar cuando lo contaba; no sólo las sensaciones anímicas (que todos ellos tienen -tenemos?-) por la transformación de su cuerpo en algo que no reconocen, si no y también en la descripción física de su mal rato en el suelo tratando de levantarse…Y claro que en lo del trabajo y la dedicación a la familia…en fin que encuentro que lo de Gregorio Salsa, no fue un caso aislado 🤷

      Le gusta a 2 personas

      Responder
  4. Estrella RF

    Sí, Pablo sabe escuchar sin dar la nota, parece muy discreto pero se entera de todo. Y además parece sentir en propia carne la caída de Pepa, aunque no sea más que porque se imagina a él en esa situación… es lo que tiene los muchos años, nuestros cuerpos van por detrás de nuestras mentes.
    Y la historia de Pepa se repetía con bastante frecuencia hace años, la hermana mayor tenía que hacer de madre y se perdía la juventud bajo una responsabilidad enorme que recaía sobre sus hombros.
    Muy buenos los dos, Pablo y tú. Abrazos.

    Le gusta a 2 personas

    Responder
  5. julioalejandre

    Sí que se llevaban lutos largos, muchas mujeres para toda la vida. Me recuerda a mi pobre abuela, que fue “empalmando” lutos y se pasó la vida vestida de negro.
    Y ya puesto a comentar, me agrada mucho decirte que te he nominado para el premio “Mystery Blogger Award”, por la originalidad y contenido de tu blog. Puedes comprobarlo pinchando en el siguiente link https://julioalejandre.com/2018/08/07/mistery-blogger-award/
    Espero que te ilusione la nominación y participes en el proceso.
    Un abrazo,
    Julio

    Le gusta a 2 personas

    Responder
  6. justi

    Me encanta con qué facilidad montas el escenario:
    Personajes que parecen vecinos nuestros,
    el diálogo más sublime de natural que es y con el que
    nos enredan a quienes estamos sentados en las butacas de la sala.
    Y todo, acompañado con esas viñetas tuyas que ilustran y ambientan el paisaje.
    Total, que no puedo por menos y acabo subiendo a escena a poner una bolsa de hielo en el genoll de la Pepa.
    Te felicito. Un placer asistir a tus posts.

    Le gusta a 1 persona

    Responder
      1. justi

        Gracias a ti. Siempre me han gustado los relatos cortos llenos de vida y gracia donde se dibujan paisajes por donde transitamos.Y tus posts son píldoras vitaminadas. Un placer leerte, y con esos trazados goyescos que tanto color añaden. No dejes de hacerlo. Tienes talento.

        Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s