lo menos quince hoyas se hace en una mañana

Hubo un tiempo en que  ganaba todas las batallas, en que le parecía buena gente la gente y en que su familia, sus hijos lo hacían todo bien sin equivocarse, hubo un tiempo en que las horas se le llenaban de vida, pero ahora, en este momento que se le hace eterno, se acurruca entre capas de ropa y mantas, con el radiador al máximo y…IMG_20180212_180459.jpg

-Pablo, vamos a salir

-No, yo no quiero, estoy aquí muy bien

-Que sí, venga, que ha salido el sol y se está bien en la calle

Entra J… y le anima – ¡Pablo, vamos a tomar una cerveza!

– Pero ¿por qué no vais vosotros y me dejáis tranquilo…? – y mientras esto dice, se va desenvolviendo y se endereza y busca su bastón y aún protestando, nos sigue

Ya cuando se sienta en la terraza y hacemos el pedido al camarero, se desabrocha la chaqueta y J… se queda en camiseta y le dice que está echando mucha tripa y Pablo, que si eso es de no trabajar y le mira la suya y le dice que ya vería él si tuviera que ponerse a hacer “hoyas”…y que si yo me pongo también hago…y que ya lo sé que haces pero te cuesta más que si tuvieras buen tipo y que si cómo de honda hay que cavar la hoya para plantar un olivo…

Y entonces yo, viendo que todo está en orden, me acomodo en la silla y llevo el dedo al móvilIMG_20180213_161739

 

 

 

Anuncios

36 pensamientos en “lo menos quince hoyas se hace en una mañana

  1. tecuentodeviajes

    Con los muchos años creo que se tiende al “encuevamiento” … y si hay achaques más :/ Uno mismo debe sentirse frágil, vulnerable…tan diferente a cuando todo funcionaba…
    Me encanta Pablo, me encanta el mucho color que hoy nos traes, me encantas tu y te mando otro abrazo XL maxiplus 😉

    Le gusta a 2 personas

    Responder
  2. lunapaniagua

    ¿Fue la compañía o la cerveza lo que le animó a salir? Je, je.
    Esto me ha recordado (yo hilando, como Pablo) que mi padre decía que de joven fue joyero. Hacía un joyo y plantaba un árbol, otro joyo y otro árbol, y así. Joyero. Él lo contaba con más gracia 🙂
    Abrazote

    Le gusta a 2 personas

    Responder
  3. saricarmen

    Que aunque protestando Pablo se anime a desafiar la inercia y acceda a salir, merece muchos aplausos. Dice mucho también de la disposición de quienes le quieren y rodean, diría que es fundamental. ¡Una gran suerte para Pablo! Los dibujos como siempre, ¡excelentes! ¡Gracias Note!
    ¡Abrazos de sol estival!

    Le gusta a 1 persona

    Responder
  4. Estrella RF

    Es bueno que todavía se anime a salir a pesar de la pereza. Y que tenga sus arranques de recuerdos, es en esos momentos cuando tù piensas que todo està bien. Sigue estimulándole a que cuente sus historias, a que se enfade, a que critique y a que siga tomándose la cervecita o lo que sea, pero que salga del cobijo del radiador.
    Me encanta. Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    Responder
  5. Máximo Disaster

    Jo, note, esta historia me ha dejado un regusto triste. Ese “entonces yo, viendo que todo está en orden, me acomodo en la silla y llevo el dedo al móvil” me ha hecho valorar más, mucho más, la figura del cuidador. No sé explicarlo bien, pero me ha calentado el corazón.

    Le gusta a 1 persona

    Responder
  6. palmeiralibre

    Queridísimo Pablo:
    Mientras te sostengan las piernas, no dejes de moverte. Tenías que ver a mi madre, con más de cien años, haciendo gimnasia en la cama… Otras veces la hacía agarrándose a una barra que le colocó un nieto a lo largo del pasillo. Como yo no sé pintar esos preciosos dibujos que te hace Note, le tomaba fotos y grabaciones. Siempre me decía: “¡Si supieses lo qué me cuesta…!” Aun así no dejaba de hacer ejercicio un solo día.
    Los dibujos, de impresión. Me encanta el de la manta. Pero ¡cuidado con el radiador tan cerca!…
    Un abrazo grande, grande.

    Le gusta a 1 persona

    Responder
    1. noteclavesilustracion Autor de la entrada

      Querida Palmeiriña: tienes razón en todo lo que dices, no debe uno abandonarse, pero se está tan bien acurrucado en mi silla de los viajes astrales, donde mi mente me lleva a ese tiempo en que era joven y mis piernas saltarinas…aunque también te digo que a veces se desboca y me arrastra a bosques llenos de monstruos y no encuentro la salida…menos mal que tengo cerca, siempre, a quien me quiere y me rescata…y el radiador lo tengo más retirao, ha salido así, un poco exagerao, en el dibujo. Ah!, me ha gustado que compartas la memoria de tu madre, luchando por la vida, conmigo. Abrazos

      Me gusta

      Responder
  7. palmeiralibre

    Yo los “viajes astrales” suelo hacerlos en la cama: tumbada se levita mejor. Los monstruos desagradables los puedes convertir, con un poco de imaginación, en seres simpaticotes e inofensivos, como leí en un libro de cuentos de mis nietos.
    De mi madre podría contar miles de historias, pero no sabría hacerlo. Algunas grabaciones son como pequeñas historias.
    Todavía no he comido y tengo la tarde completa. Ya te contaré.
    Un beso.

    Le gusta a 1 persona

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s