Un paseo por el campo y la ausencia

Ha venido A….A…… Y no para de compartir recuerdos y anécdotas de subidor de montañas, con J… mientras transcurre la paella y el vino y el sol brilla. Pablo, con la mirada baja y pensativa, nos coloca un enigma

-…de haberlo sabido yo, habría ido…pero le han enterrao ya
Cómo viaja al azar hacia cualquier momento de su vida, trato de adivinar con las piezas que me enseña dónde se encuentra, para lanzar un cable y atraerle a una orilla

-¿Ha muerto algún amigo?

Suspira

-Yo también he tenido muchos amigos…lo que tiene es que todos se van yendo…Si éste, que me he enterao que ha muerto ahora, ya estaba ausente de hace muuucho…no conocía a nadie ni se acordaba de ná de ná y necesitaba que le asistieran lo que se dice en tó…

Se ha agarrado a mi cable pero me arrastra a mi con él. A….A…… lanza otro

– Pero Pablo, es que tú eres muy fuerte, esos largos paseos que te das te mantienen en forma y el cuidado  del huerto .Porque, esto lo cuidas tú ¿no? ¡Tienes un huerto cojonudo! A mí también me gusta mucho el campo…

– Eso no es gustar del campo, eso es subir al monte sin necesidá… 

Y se va quedando traspuesto

Anuncios

26 pensamientos en “Un paseo por el campo y la ausencia

  1. Alvaro Salazar

    A mi me ha pasado como a Claudia…; y te he imaginado tirando ese cable y me ha parecido una imagen preciosa. Luego, claro, me he quedado con lo de “subidor de montañas” (me gusta esa expresión, sí señor) y con la frase final de Pablo: “eso es subir al monte sin necesidá…” Y me he acordado que en Trevélez, hace ya muchos años, una señora me preguntó: a dónde va. Yo le dije que iba al monte. ¡Ah!, la sierra…, la tenemos aborresía, me contestó. Por supuesto, no la creí.
    Un abrazox2

    Le gusta a 1 persona

    Responder
  2. inspectordisaster

    Es precioso, note, todo: cómo te las apañas para traerte a Pablo cuando se adentra en sus ensoñaciones; sus recuerdos sobre el amigo ya ausente antes de muerto, y como Pablo trata de arrastrarte con él. Y cuando sientes esa melancolía —la misma en la que se sumerge Pablo— suelta una de sus frases de catedrático en filosofía en la vida, y te vuelve a arrancar la sonrisa. Flipo.

    Le gusta a 1 persona

    Responder
  3. evacobogonzalez

    Este relato me entristece y me divierte. Me entristece cuando dices “se queda ausente” … Me lleva a otros lugares donde no quiero ir. No quiero que Pablo vaya! Luego me divierte su sabiduría de campo… Y pensar que me encanta la montaña… !!😊Gracias por estos zarandeos emocionales, así no me azopenco!💙💙💙

    Me gusta

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s