¡Ay, qué tía jodía!

-¡Uy mi abuela Faustina!, tos se querían poner a su lao pa la aceituna y en las ocasiones de reunión. Es que era un caso… Contaban que siendo una vez las fiestas de la Paz, en Villarejo,  le dijo a mi abuelo de ir al baile y él, que no quería, que cómo iban a ir…Y va y dice ella, pues me voy yo sola y se fue pa la puerta,  la abrió y cerró de un portazo, quedándose escondía en el cuarto, que estaba según se entra. Como mi abuelo era muy sordo, sólo oyó el ruido del golpe y creyò que había salido de verdá y muy enfadao,  les dijo a los chicos, que eran mi padre y sus hermanos, que no se les ocurriera abrir la puerta: “Que esta noche vuestra madre duerme al raso”. Así que se fue a la cama, que no sé porqué pero me acuerdo perfectamente que era ¡Uy, una cosa altísima! Y pa alcanzar a gatear había que subirse a una silla. Total que cuando echa el pie pa’rriba, va y se lo agarra ella que estaba  debajo, esperándole…”¡Ay, qué tía jodía!  Así que estabas ahí”. Y se reían mucho.wp-1499176056677.

Sí, esos son, Petronilo y Faustina

Anuncios

18 pensamientos en “¡Ay, qué tía jodía!

  1. inspectordisaster

    Ay, las abuelas: no se qué pensaría Pablo, pero lo que es en mi pueblo, son ellas las que ordenan y mandan, aunque con el buen sentido de hacer creer a sus Petronilos que son ellos los que llevan los pantalones. ¡Tan maravillosamente contado como siempre!

    Le gusta a 1 persona

    Responder
  2. saricarmen

    ¡Me encantó la abuela de Pablo! Ya asomarán otras historias de ella en sus recuerdos…
    ¡Estupendo sería que pudieses grabarlo! Cada vez leeríamos lo mismo que si estuviésemos escuchándolo.
    ¿Le has enseñado tus dibujos alguna vez? Si es así, ¿qué ha opinado? (Disculpa; alguna vez quise ser periodista… No hay obligación de responder.)
    ¡Abrazos !

    Le gusta a 1 persona

    Responder
    1. noteclavesilustracion Autor de la entrada

      Pues una vez sí se fijó en mi cuaderno y me dijo que había dibujado mal una mula…Pero no le interesa mucho lo que hago suele vivir en su mundo y lo exterior de este presente le asfixia (lleva siempre su escafandra aislante). Es muy duro ir perdiendo el manejo cognitivo. Te abrazo también

      Le gusta a 1 persona

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s