Cabeza borradora

Le han dado una mala noticia, han ingresado a su hermano F. en un hospital. Se preocupa y se agobia, pero no sabe expresarlo. Dice que no ve bien, se encierra a observarse a sí mismo, le digo que ya tenemos cita para el oculista, se queja “¿Pa qué tantos médicos?” Le digo que todavía no es, que falta más de un mes, pero que si no quiere no vamos. Me mira como si estuviera diciendo un disparate. Aparta la comida que ha mordisqueado un poco, pregunta si ya se ha tomado las pastillas, le digo que sí, pero que comer no ha comido nada, que ha hecho el “paripé” como un niño pequeño y que no siendo dulce “no le pasa” (eso dice)…

– Entonces, ya sabiéndolo ¿por qué no me pones siempre dulce?

Se ríe y me dice que lo que hay que hacer es sembrar calabazas, que eso es muy bueno de comer y que cuándo vamos a comprarle semillas, que ya nos lo ha dicho varias veces y no le hacemos caso. Le digo que se prepare que nos vamos. Yo siempre estoy preparao, dice.IMG_20170509_121805_processed Y aquí estamos, camino del huerto con toda la solanera encima y Pablo con el sobre de semillas en la mano

Anuncios

18 pensamientos en “Cabeza borradora

  1. Laura Antolín

    Ir al huerto siempre reconcilia. A mí me gustaba, cuando tuvo uno.
    Las calabazas son muy agradecidas, van reptando por la tierra y casi no piden nada. Hasta las flores son ricas.
    Tiene razón Pablo, lo salao cuando estás raro no entra, pero claro no se pude comer solo dulce.
    No, Claudia, aquí no se hace el dulce de batata, pero sí lo venden en conserva: está delicioso. Aquí somos más de dulce de membrillo. Y con algún tipo de calabaza se hace cabello de ángel, que es un dulce que tiene un nombre precioso, aunque a mí, como dulce, me empalaga y tiene una textura filamentosa que no me convence, pero es un clásico de la repostería.
    Os dejo, creo que hoy no merendé… Que sea leve lo del hermano.

    Le gusta a 2 personas

    Responder
      1. Laura Antolín

        No te dé miedo, ellas reptan porque de pie no aguantan sus cabezas, solo por eso. Que nos asusten en otoño cuando las vaciamos y usamos de candelabros es cosa nuestra por tantas pelis americanas. Gracias por notar.

        Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s