Mirando unos pies en la puerta

Abro la puerta de su cuarto para preguntarle si quiere dar un paseo y que no se le haga tan larga la tarde. Está envuelto en su manta naranja mirando al suelo fijamente. No me responde ni se mueve durante unos segundos. Le vuelvo a llamar. Levanta la vista hacia mi y se ríe

-Estaba mirando que había ahí unos pies en la puerta y he pensado: «por encima de los pies debe de haber algo»…Hasta que he oído que eras tú y te he visto.

Tiene esas cosas que te dejan descolocado por momentos y no sabes si está haciendo un chiste o si está llegando de uno de sus «viajes» y estás observando su recomposición molecular y adaptación al mundo

-¿Quieres salir?

-No, que estoy aquí tan a gusto…

Se oyen disparos y explosiones

-¿Estás viendo una de tiros? ¿O son las noticias?

-¡Qué se yo! En todos «laos» hay guerras y gente que mata…

su-cuarto

2 comentarios en “Mirando unos pies en la puerta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s