y todo lo que caía

-¿Esa es una paloma?

-¡Qué va a ser paloma, es una tórtola!

-Tú habrás comido alguna de esas…

-Esas y  todo lo que caía. Lo primero que hacía al llegar a la viña era poner las ballestas

-¿Cómo era eso?

-Pues eran unos palos con dos alambres y un muelle…-va gestualizando con las manos su explicación, le cambia la expresión y dice- Había un pájaro que le llamaban “alcaudona” y que era ¡caníbal! Cazaba a otros pájaros más chicos imitando su “piar”, escondido entre las zarzas y cuando se acercaba el pájaro lo mataba. Pero se conoce que no le gustaba comérselos recientes y los dejaba pinchados de los espinos, allí colgando…Y ese día no me hacía falta la ballesta…Los cogía y a la lumbre, bien asaditos, ¡Me los comía que daba gusto!.

 

img_20160821_113624006

Anuncios

2 pensamientos en “y todo lo que caía

  1. mis37

    Hola, me parece precioso lo que transmites y como abordas el tema. Yo desde hace un año tengo el diagnóstico (juvenil) y creo que necesitamos este enfoque. También desde mi perspectiva encuentro para mi liberador contar mi experiencia, te animo a echar un vistazo, http://www.mis37.wordpress.com
    Por cierto, los dibujos son justo perfecto lo que combina con tus palabras. Gran trabajo!
    Leticia

    Le gusta a 1 persona

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s